Loading...

Carritos de muñecas


Uno de los juguetes más populares que podemos ver en los parques de nuestros pueblos y ciudades, son los carritos de muñecas, donde nuestros hij@s pasean a sus muñecos en un ejercicio de imitación a los adultos.

 


Son juguetes que no entienden de modas ni de licencias de TV. Son juguetes de siempre, con los que han jugado las generaciones anteriores, y hoy juegan los niños y las niñas con los modelos actuales.

Los padres, desde siempre hemos buscado una forma cómoda de llevar al bebe.  A lo largo del tiempo, esas formas han ido evolucionando, pero tienen un origen. Te lo explicamos:

Los inicios de este tipo de artículos se remontan al año 1733, en Inglaterra, dentro del personal que trabajaba para la familia real, donde un arquitecto inglés, William Kent, siendo el encargado de diseñar los jardines, quiso diseñar un vehículo, en el que pudiera transportar a sus hijos por los amplios jardines y sirviera de diversión.

En un principio, el vehículo se basó en una simple cesta en forma de concha con ruedas, la cual era tirada por un animal, desde un pony, a una cabra, un perro…etc. Esta idea gustó rápidamente entre la alta sociedad inglesa, y otros miembros de la familia real, quisieron tener artículos similares, con los que pasear por los jardines con sus niños.

Al estar tirado por un pequeño animal, conllevaba cierta inseguridad evidente, entre otras cosas, por la altura de los mismos.  Los materiales con los que estaban realizados, eran todo un lujo para la época; madera, mimbre, con arneses de cobre…etc, convirtiéndose en auténticas obras de arte, algunas de las cuales perduran y están expuestas en diversas exposiciones.

En Estados Unidos;  el fabricante de juguetes Benjamin Potter Crandall comercializó los primeros carritos para bebés fabricados en Estados Unidos en la década de 1830, y fue su  hijo Jesse Armor Crandall, quién registró patentes por muchas mejoras que incluían un freno, un modelo plegable y sombrillas para proteger al niño, también fue quién comenzó a vender carritos de muñecas de juguete en EEUU.

El cambio a lo que hoy conocemos como carritos para bebes, dio un giro de 180 grados, en 1848 con un revolucionario diseño, cuando el estadounidense Charles Burton decidió poner manillares, para que dichas cestas pudieran ser empujadas por los padres, así como otros cambios en la estructura del carro.

Otro cambio significativo, fue el del inventor afroamericano William H. Richardson, quien patentó una mejora el 18 de junio de 1889, con la patente de los Estados Unidos número 405.600. En dicha patente, su diseño abandonó la forma del caparazón / concha de los antiguos carros iniciales,  para pasar a un carro con forma de cesta que era más simétrico.  La cuna se puede colocar hacia afuera o hacia adentro y  puede girar sobre una junta central.

Una de las curiosidades, es que los famosos carros tipo “Inglesina“ están basados en este diseño inglés, que hemos descrito hasta ahora, pero el mayor fabricante, y quien ostenta el nombre comercial, es una firma italiana.

Otro punto muy interesante fue el carro “sillita tipo paraguas“ que no hizo su aparición hasta 1965, cuando el Ingeniero aeronáutico Owen Maclaren, conocido por diseñar el tren de aterrizaje del Supermarine Spitfire, en sus viajes junto con su mujer de Inglaterra a América, se dio cuenta que era un constante problema el viajar con un carro de niño tan pesado para su hija.

Maclaren, aprovechando sus conocimientos, obtuvo varias patentes (patente británica número 1.154.362 en 1965 y la patente estadounidense número 3.390.893 en 1966) y fabricó una ligera estructura de aluminio plegable, que le permitía transportar el carrito a todas partes de forma ligera y fácil; lo que derivó en las conocidas sillitas tipo paraguas.

Owen aprovechó los éxitos de sus patentes, fabricando y comercializando a través de la marca “Maclaren“ el cochecito de bebé,  siendo una marca de referencia durante muchos años.

 

En la actualidad, dentro del mercado del juguete, las tendencias han ido evolucionado, imitando a los modelos reales.

En un principio era muy usual ver los carros tipo concha/ caparazón con pesadas estructuras metálicas, y cuerpos de mimbre, pasando posteriormente y siguiendo en la actualidad como referencia en los modelos de gama más alta, a los conocidos “carros de capota“ o carros tipo inglesina.

En AitanaToys desde el principio hemos apostado por este tipo de artículos, y ofrecemos una gran variedad de carros de muñecas

Puedes encontrar desde las series más económicas tipo “sillita de paraguas plegable“, pasando por modernos carros tipo trider, carros gemelares, carros transformables en sillita con capazo extraíble, y la serie de Luxe by Astrup.


 

La referencia básica a la hora de elegir una carro para un/a  niñ@ es la altura del manillar. Con esta referencia, es fácil saber si un carrito será adecuado para la altura de nuestro peque.

 


Valencia
+49 123456789